Marc Van Der Straten: “El inicio no será fácil pero el equipo está preparado y hambriento”

Marc Van Der Straten: “El inicio no será fácil pero el equipo está preparado y hambriento”

El propietario del Team Estrella Galicia 0,0 Marc VDS valora el regreso de una “temporada poco convencional” en la que “será interesante ver la adaptabilidad de pilotos y equipos”. Las órdenes de equipo se han mantenido inalterables “dar lo mejor de cada uno y aspirar al máximo”.

Tras cuatro meses de parón obligado, el Mundial de MotoGP está listo para volver al ruedo. Lo hará con cambios. Menos carreras (de momento un total de 13 para MotoGP y 14 para Moto2 y Moto3), cambio de escenarios y, de momento, a puerta cerrada. El anuncio del retorno a la competición era una noticia que el Team Estrella Galicia 0,0 Marc VDS esperaba con ganas e impaciencia. Marc Van Der Straten, propietario del equipo, comparte su punto de vista sobre el retorno a la competición, el nuevo calendario, la situación de su equipo y los objetivos que van a perseguir.

Menos de un mes para reiniciar la competición, ¿cómo recibió la noticia de la reanudación del campeonato?

Aunque sabía de los pasos que iba dando la organización para reactivar la competición, recibí la confirmación del nuevo calendario y reanudación del campeonato con una inmensa alegría. Y es que, tras cuatro meses de parada obligada, nuestras ganas de escuchar rugir los motores y darlo todo sobre el asfalto se han multiplicado a la enésima potencia. Sin duda es una temporada extraña y distinta, pero es un importante paso hacia adelante en la recuperación del Mundial que todos conocemos y ansiamos recuperar. Sin duda, recobrar la sonrisa de pilotos, técnicos y aficionados tras estos duros meses es la mejor noticia.

¿Qué le parece el nuevo calendario?

Cierto que no es ideal, cierto que dista mucho del que esperábamos cumplir a principios de año, pero también es bien cierto que podría haberse quedado en blanco. Estoy muy agradecido por todo el empeño y trabajo que han llevado a cabo Carmelo Ezpeleta y todo su equipo de Dorna para confeccionar el mejor calendario posible dadas las circunstancias. Debe de haber sido una ardua tarea combinar legislaciones y normativas de distintos países, velar por la seguridad de deportistas y componentes de la familia del Paddock tomando decisiones difíciles e impopulares y reinventar una competición atractiva con la incertidumbre de acompañante. Pero lo han conseguido y han presentado un calendario con un total de 14 eventos por ahora (13 para MotoGP que no participó en el GP de Qatar) en 8 circuitos distintos. Además, todavía no se ha descartado la posibilidad de llevar a cabo Grandes Premios fuera de Europa a final de año, opción que sería una gran noticia en todos los sentidos.

Será una temporada poco convencional…

Sí será muy poco convencional y el inicio no será fácil. Muchas medidas sanitarias, prevención a todos los niveles, limitación del número de técnicos en los equipos, ausencia de público, el Paddock cerrado, etc. No es plato de buen gusto para nadie tener que trabajar así, pero como decía antes, debemos quedarnos con la parte positiva y verlo como el primer paso del regreso a la normalidad.

Por otro lado, será interesante ver la adaptabilidad de pilotos y equipos a esta nueva situación como por ejemplo a la repetición de circuitos (Jerez, Aragón, Austria, Misano y Valencia acogerán carreras en dos Grandes premios consecutivos). Ver la capacidad de extraer los aprendizajes de un Gran Premio e implementarlos enseguida en un mismo escenario.

La competición empieza con el Paddock cerrado y sin público. 

Podría decirse que es como vender caviar en una caja de cartón. Es una verdadera lástima no poder contar con la presencia del público alentando a sus pilotos desde las gradas y que el habitual bullicioso Paddock esté prácticamente desierto. Pero lo primero es lo primero y en este caso es la salud de todos. Esperemos que se puedan ir dando pasitos y podamos acabar la temporada disfrutando de ese ambiente tan inconfundible en todos los rincones de los circuitos.

Vuelve el Mundial de MotoGP pero también la Copa FIM Enel de MotoE.

Y eso es una magnífica noticia. Además, en este caso el formato y calendario será muy parecido al que estaba previsto inicialmente. Seguir apoyando a este joven campeonato de motos eléctricas es fundamental. Disfrutamos mucho con él el año pasado y sin duda volveremos a hacerlo de nuevo este año.

¿Cómo está el equipo?

El equipo y todos sus miembros están muy bien. Están impacientes por volver a los circuitos y continuar con una temporada que habíamos preparado a conciencia. Técnicos y pilotos han trabajado durante estos meses para estar en la mejor forma posible llegado el momento de regresar a los circuitos.

Están hambrientos y quieren ir a por todas. Están preparados para recuperar sensaciones y esa osmosis entre hombre y máquina que tantos éxitos nos ha permitido cosechar hasta ahora.

¿El objetivo sigue siendo el mismo? 

Sin duda. Nuestro objetivo se mantiene inalterable: dar lo mejor de nosotros y aspirar al máximo. Queremos sumar podios y victorias y porque no, un cuarto título de Moto2. No obstante, en momentos como estos, con todo lo que ha sucedido a nivel mundial, recuperar la sonrisa y hacer felices a todos los seguidores de este fantástico deporte haciendo lo que mejor sabemos ya es una gran motivación. Y si después sonreímos por el placer del éxito tras el trabajo bien hecho, será maravilloso.

¿Le da el mismo valor a la competición?

No. No tiene el mismo valor, tiene uno distinto. No entraré en si mayor o menor, pero está claro que, si todo cambia, esto también. Menos circuitos, menos carreras, también menos espacio para cometer errores, más austeridad, más intensidad, quizás más igualdad. Será un valor distinto pero el campeón será campeón. Y eso es lo que perseguirán los pilotos y equipos de todas las categorías.

En estas situaciones complicadas uno se da cuenta de cómo son sus compañeros de viaje, ¿qué tal han sido los suyos?

Siempre he defendido que nuestros patrocinadores son mucho más que simples sponsors. Son nuestros socios, son verdaderos compañeros de viaje, amigos de convicciones inquebrantables. Y añadiré que son los mejores que uno querría tener a su lado. A pesar de la tempestad y la mala mar no han saltado del barco. Se han mantenido firmes y ofreciendo su inestimable apoyo. Han demostrado un gran sentimiento de fidelidad y responsabilidad hacia todos los felinos. Sólo tengo palabras de elogio y agradecimiento hacia ellos.